Triquinosis: detectaron el origen del brote y fallas en el frigorífico de La Punilla

Domingo, 07 Julio de 2019
Domingo, 07 Julio de 2019

Un equipo del Gobierno provincial asegura que el brote provino de la faena de dos chanchos que prácticamente no fueron controlados. Piden la suspensión de un veterinario, la clausura del frigorífico y una “faena sanitaria” en los campos donde criaron a los cerdos.

Por ahora hay 32 casos confirmados de personas que contrajeron triquinosis en la provincia. En el Ministerio de Salud y en el de Producción sabían que el origen estaba en la localidad de La Punilla, pero tras un riguroso trabajo de campo lograron determinar el origen exacto y detectar severas fallas en el proceso de faenado que podrían llevar problemas a otras dos localidades.

Luis Giménez, jefe del Subprograma Control de Producciones Primarias (ex COSAFI) del Ministerio de Producción, dijo que “la garantía sanitaria del frigorífico de la localidad de La Punilla es nula en lo referido a los análisis de triquinosis”.

Según pudieron constatar, el veterinario responsable de ese establecimiento sí habría analizado a los cerdos, pero el método que utilizó está casi en desuso por su nivel de imprecisión para determinar la presencia de triquinosis, por lo que pidieron suspender al profesional como medida sancionatoria.

Giménez, que es veterinario, explicó que a los salamines y bondiolas contaminadas que enfermaron a la gente las vendió un productor de La Punilla, que las elaboró con cerdos comprados a dos productores de la zona y que fueron faenados en el frigorífico local.

El funcionario anticipó que le pedirán a SENASA una faena sanitaria y despoblación de los campos de donde provinieron los cerdos contaminados y que solicitarán a la RUCA (Registro Único de la Cadena Alimentaria) la suspensión del Documento de Tránsito Electrónico (DTE) para el frigorífico hasta que no actualice su sistema sanitario para el análisis de triquinosis.

 “Este frigorífico faena muchos cerdos para terceros, entre ellos, importantes fábricas de chacinados de Juan Llerena y Carpintería, a quienes les comunicamos la situación y les sugerimos que no faenen allí”, informó Giménez.

 

Municipios responsables

El veterinario del Ministerio de Producción aprovechó para expresar su malestar con la actitud que tuvo la intendencia de La Punilla ante lo sucedido. “Siempre se manifestó ajena al hecho, como que la responsabilidad de la búsqueda y determinación del origen de los chacinados contaminados es de los organismos del Gobierno provincial, cuando ella es la responsable directa de la salud alimentaria de la población de su localidad. Cuando entendió la gravedad de lo ocurrido, recién pidió conocer los procedimiento que hizo el Gobierno”, dijo en referencia al intendente local, que bajo su jurisdicción tiene 25 establecimientos porcinos, con una población de 800 animales.

Por eso les pidió al resto de las intendencias de la provincia “que tomen conciencia de la importancia que tiene la función y el rol del intendente en la salud pública”.

 

Fuente: El Diario de la República

Compartir

Publicidad

Banner 77